Pirólisis

La pirólisis es el proceso de carbonización de la biomasa, al procesar la biomasa con nula presencia de oxígeno y temperaturas cercanas a 500°C. El producto resultante de este proceso posee una densidad energética mayor que la biomasa común y puede utilizarse para la obtención de calor o electricidad en motores a combustión con potencias hasta 10 MW y eficiencias de 60-70%, o en turbinas a gas con eficiencias superiores y mediante ciclos combinados de alta eficiencia [IEA 2008, Tech. Perspectives]. El factor de planta se encuentra entre 80 y 90%.

La conversión de biomasa en syngas (Hidrógeno con hidrocarburos diferentes al metano) a través de procesos termoquímicos como la pirólisis genera solo de 2 a 4% de cenizas. Para llevar a cabo este proceso se requiere disponer de una caldera o mufla para la combustión anaeróbica.

Pese a que el método ha sido muy utilizado y probado a lo largo del tiempo, aún se encuentra en una etapa de estudio y su implementación se ha enfocado a plantas piloto, aunque en países como Finlandia y Canadá se han desarrollado plantas que han funcionado exitosamente con esta tecnología.

Los costos de inversión para esta tecnología están entre 1.200 y 3.700 USD/kW, con costos de operación del orden de 894 USD/kW al año. El costo medio de la energía es del rango de 14,8 a 21,8 centavos USD/kWh.